En las costas de España practican la pesca recreativa aproximadamente 300.000 aficionados, que contribuyen notablemente al desarrollo de la economía por medio de las inversiones que realizan en su actividad.

La pesca marítima recreativa opera en España en un marco legal complejo y disperso, con múltiples administraciones involucradas en diferentes aspectos de la actividad y con solapamientos de usos en el medio marino con otros sectores.

Los socios del proyecto SICORE consideran que es necesario realizar un mayor esfuerzo investigador para gestionar la actividad de una manera más eficiente y disminuir los conflictos entre pescadores recreativos y comerciales, y otros usuarios.

 

El Proyecto SICORE cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).